Lúpulo Saaz, noble de las lagers y rey de las Pilsen

El lúpulo Saaz es considerado como uno de los más exquisitos y tradicionales que hay, de hecho forma parte de los llamados lúpulos nobles. Su nombre se debe a su zona de origen, una ciudad de la Bohemia checa llamada Žatec, en alemán Saaz. Esta localidad es conocida por llevar más de 1000 años dedicada al cultivo del lúpulo.

A día de hoy podemos encontrar Saaz cultivado en otras regiones del planeta, e incluso lúpulos que son descendientes e híbridos de Saaz, pero el único Saaz noble es el cultivado en esta región checa. Si bien, Carlos IV de Alemania y I de la Bohemia, que reinó entre los años 1346 y 1378, lo intentó proteger prohibiendo su cultivo fuera de estas tierras y declarándolo único lúpulo cultivable en tales. Era un gesto de agradecimiento del Emperador a un pueblo que dedicaba su vida al cultivo de estas flores, y posiblemente, una de las primeras denominaciones de origen de la historia. Mas adelante, en el siglo XVII, José II de Austria volvió a potenciar su cultivo y según estudios de la época se dijo que “las tierras checas eran las que tenían el mejor lúpulo”. Ante tal publicidad, los campos de cultivo se extendieron más aún y su calidad empezó a decaer. No fue hasta 1884 cuando se creó la Hop Grading Barn, con el fin de velar y establecer leyes que protegieran el origen y la calidad.

El Saaz es un lúpulo de crecimiento natural, no es un híbrido creado por el hombre como la gran mayoría de lúplos modernos. Posee delicados aromas florares y su nivel de alfa ácidos se sitúa entre el 2% y el 5%, por lo que es poco amargante. Por esto pordría pensarse que se emplea sólo como lúpulo de aroma, pero sería un error, ya que las cervezas monolupuladas de Saaz resultan ser deliciosas, muy suaves -bajas en alcohol por lo normal- y muy refrescantes.

El éxito comercial del Saaz viene de la mano del desarrollo de la cerveza tipo Pilsener y las Bohemian  Lagers. Probar una Pilsener Urquell es la mejor manera de apreciar este lúpulo, si bien recientemente el Grupo Damm ha lanzado al mercado una monolupulada de Saaz, llamada Saaz. No es lo de los lúpulos más usados en el homebrewing; ya que para elaborar este tipo de cervezas, las pilsen y las lagers, hay que tener un muy buen control de las temeperaturas frías, siendo casi siempre necesario un frigorífico que mantenga unas temperaturas bajas y constantes.

A través de este enlace veréis un video promocional de Pilsener Urquell que detalla las bondades de este lúpulo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *