Elaboración paso a paso con kit Brewferm Abdij (Abadía, Trapense)

Hola amigos cerveceros. En esta entrada vamos a explicar la elaboración paso a paso de cerveza con el kit Brewferm Abdij. El kit viene con sus instrucciones, que seguiremos, pero que completaremos con algunos consejos y explicaciones. Lo primero es saber que nos encontramos ante una lata de extracto de malta lupulado para elaborar 9 litros de cerveza belga, tipo trapista o trapense; aunque realmente deberíamos contentarnos con denominarla como tipo abadía, ya que sólo pueden considerarse como auténticas cervezas trapistas aquellas que tienen el sello ATP (Authentic Trappist Product). El contenido alcohólico de esta cerveza es del 8%.

Paso a paso

1Lo primero es preparar y desinfectar todo el material necesario para el primer día. Necesitaremos:

  • Una cacerola para hervir la lata al baño maría
  • 8 litros de agua mineral . Las instrucciones hablan de agua del grifo, pero nuestro consejo es que uséis agua mineral.
  • Desinfectar la pala, el cubo de fermentación y el airlock.
  • Tened buscado el sitio donde guardaréis el cubo fermentador, deberá estar una semana o dos (ahora veremos) a unos 20º C.
2Ya lo tenemos todo limpio y estamos preparados para trabajar. Le quitamos la etiqueta a la lata y la metemos en la cacerola al baño maría. Veremos como poco a poco el bloque de melaza empezará a descaramelizarse y a desprender el olor a malta. Cuando esté listo lo volcaremos en el fermentador. Como seguramente, quede melaza en las paredes de la lata, lo que haremos será calentar un poco de agua mineral (no hirviendo, con que esté tibia vale), echarla en la lata y volcarla de nuevo en el fermentador con los restos de melaza que quedaban.
3Deberíamos tener unos 2.5/3 litros de liquido en el fermentador.Ahora deberemos disolver 495 gramos de azúcar en 2 litros de agua tibia y añadirlos al fermentador. Hecho esto deberíamos tener unos 5 litros de mosto en el cubo. El siguiente paso es añadir agua mineral hasta completar los 9 litros. Así que vertemos el agua en el fermentador, es importante en este punto echar el agua de modo que salpique y oxigene el mosto que estamos haciendo, ya que, cuanto más oxígeno, mejor trabajará la levadura.
4Controlar la temperatura del mosto. Este paso es muy importante, ya que para echar la levadura al mosto, éste no debe estar nunca por encima de los 25º, la levadura moriría nada más echarla. Normalmente los cubos de fermentación vienen con un termómetro de pegatina, si no es así, cualquier termómetro de buen rango nos servirá para medir la temperatura. Si la temperatura no fuera la adecuada, deberéis enfriar el mosto. El método más casero es meterlo en un baño de agua y con cuidado de que no caiga nada dentro removerlo con la pala cervecera contra las paredes del cubo. Si no hemos calentado en exceso el agua para disolver el ázucar, la temperatura debería ser la correcta al acabar el paso anterior.
5Verter la levadura. Preparar la levadura requiere unos 15 minutos, así que planificadlo. En un vaso o copa de agua, echaremos agua mineral a temperatura ambiente (a unos 20 grados) y a continuación disolveremos la levadura y la dejaremos reposar 15 minutos para que se active. Una vez que ha pasado este tiempo y hemos visto que la levadura esta sana la vertemos en el fermentador.
6Guardamos el fermentador en su sitio, colocamos el airlock en la tapa y vertemos agua mineral en el airlock hasta la marca. Cuidado, no pongáis el airlock hasta que el cubo este definitivamente en su sitio; si movemos el cubo con el airlock puesto, el cubo se chupará el agua. En ese caso, no pasaría nada, pero no es lo más propio.
7Si lo hemos hecho bien, este paso sería de mera confirmación. Abrimos el grifo del cubo y sacamos una muestra de nuestra ceveza en el vaso del densímetro y medimos la densidad,  la lectura debería ser de 1.070.  A partir de las 20 horas aproximadamente empezará la fermentación, el airlock empezara a burbujear y se formará una capa espumosa de unos dos dedos en la parte superior.
8Las instrucciones de Brewferm, hablan de dejar la cerveza en fermentador primario dos semanas y luego embotellar o pasar a secundario otras dos semanas. Realmente la fermentación dura unos 4 días, así que nuestro consejo, es dejarla una semana en el primario y unos 10-14 días en el secundario, saldrá una cerveza más limpia. Si no tenemos fermentador secundario, lo mejor es dejar la cerveza 10-14 días en el primario y luego embotellar. Aunque, realmente será la lectura 1.010 en densímetro lo que os indicará que la cerveza está lista.
9Solución priming y embotellado. Nuestra cerveza está lista para embotellar. Ahora debemos añadirle el ázucar para carbonatación. La mejor manera es diluir los 63 gramos  de azúcar  que recomienda el fabricante en un vaso de agua y verterlo en el fermentador. Una vez añadida la solución de azúcar al mosto, removeremos suavemente; a continuación dejaremos reposar unos 15 minutos para que vuelvan a depositarse todos los sedimentos. Pasado este tiempo, empezamos a embotellar. También podeís usar otro tipo de azúares, como extracto de malta seca, miel, azúcar moreno…
10Las botellas deben guardarse siempre en posición vertical, y deberán estar en un lugar tranquilo, sin sol y que este en torno a los 18º. Pasadas dos semanas, podremos abrir una para ver como va, pero si queréis disfrutarla de verdad, deberéis esperar por lo menos 4-6 semanas.

Como hemos visto no es difícil elaborar cerveza a partir de un kit, sólo requiere de paciencia; y es la mejor manera de iniciarse en este mundo e ir comprendiendo los procesos. Salud y no os olvidéis de experimentar y buscar vuestra cerveza; alterar y jugar con estos kits es un buen comienzo.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *