Cerveza sin, near beer y needled beer

Cerveza sin, near beer y needled beer. Frutos de la ley secaLa industria cervecera norteamericana, la más potente del mundo, ha elaborado desde antiguo las cervezas sin alcohol con el deseo de abarcar el espectro de clientes más amplio posible. Sin embargo, el mayor auge de este tipo de cerveza no se ha dado ni tan siquiera en los tiempos actuales en los que tantas marcas se ofrecen en el mercado auspiciadas, en el mayor número de los casos, por el culto a una dieta baja en calorías ya que esta cerveza tiene sólo 26 kcal./100 gr o incluso menos las llamadas 0,0 (15 kcal./100 gr) frente a las 47 de las “rubias” o 69 de las “negras”.

El gran auge de la cerveza sin alcohol, se produce en EE.UU. entre 1920 y 1933. En 1920 se promulga en este país la más que famosa Ley Seca que tan buenos resultados ha dado a la industria cinematográfica. Como consecuencia de ello, la importante implantación industrial cervecera, puso sus miras en este tipo de cerveza de menos de 0,5 % de alcohol en volumen que sí estaba admitida como legal por la citada Ley aunque se prohibía expresamente etiquetarlas como cervezas. Este producto llegó al mercado bajo el nombre genérico de beverage cereal o “bebida de cereales” pero el sabio consumidor, pronto la denominó como near beer, es decir, “casi cerveza”. En plena Ley Seca (1921) la producción de esta bebida en EE.UU., se elevó a 1.000 millones de litros anuales.

De todas maneras, la satisfacción del consumidor estaba por los suelos. Cierto crítico norteamericano, la describió de la forma siguiente: “… un tipo de bazofia sosa, clara y mala que podría haber sido concebida por un Maquiavelo puritano con el objetivo de hacer que los bebedores aborrecieran por siempre la cerveza auténtica”. Todo ello llevó a acuciar el ingenio del tradicional consumidor y poner solución al déficit alcohólico, aun a costa de saltarse la Ley, cosa , por demás, no demasiado extraña en su momento. A tal efecto, se creó fuera de los circuitos legales, la llamada spikeer beer (cerveza potenciada) o needled beer (cerveza de aguja). En definitiva, se trataba de inyectar en las botellas o en los toneles, la correspondiente dosis de alcohol que se echaba en falta. La operación se hacía, normalmente, mediante una aguja clavada a través de los tapones de corcho de los envases, de ahí el nombre dado popularmente.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *